¿Cómo elegir mi modelo de negocio al desarrollar una idea de software?

Planeación modelo de negocio

Con la llegada de los gigantes de la tecnología y la incorporación de nuevas aplicaciones al mercado, se han revolucionado los modelos de negocios que pueden funcionar a través de una aplicación o sistema. Imagina que tienes una nueva idea de negocio que necesitará de una aplicación como extensión o herramienta, ¿tienes claro cómo interactúa éste sistema en tu modelo de negocio?

Primeramente debemos comprender que las aplicaciones móviles pueden ser el producto completo o una extensión de un negocio. Por ejemplo, una tienda en línea de una cadena comercial establecida, un videojuego que vende contenido descargable, una aplicación de streaming con un costo mensual, o una herramienta de trabajo con un costo único por descarga. La mayoría de nosotros alguna vez ha utilizado una aplicación con uno de estos modelos de negocio.

El mercado de aplicaciones móviles siempre está en constante evolución, y cada aplicación o sistema adopta el modelo que más le convenga. Hace poco, estuve con nuestros compañeros de Guevara Propiedad Intelectual platicando de este tema y el cómo proteger estas ideas o modelos de negocio.

Dentro de los modelos de negocio más utilizados se tienen:

  1. Pago por descarga
    Como su nombre lo dice, en éste modelo se debe de pagar un monto para poder tener acceso a la plataforma. Este modelo se usa cuando tienes la seguridad de que tu aplicación es única en el mercado y la única manera de poder monetizarla es a través de la venta de la misma.
  2. In App Advertising o Aplicación con publicidad
    Se utilizan banners, pop ups, videos o notificaciones como recursos publicitarios para otras marcas y se obtiene una remuneración por ésto. Para obtener grandes ganancias en este modelo de aplicaciones se necesita contar con una base de usuarios lo suficientemente grande para poder ser rentable.
  3. Gratuito
    El éxito de una aplicación gratuita puede aumentarse hasta diez veces en comparación con una aplicación de paga. En éste modelo de aplicaciones generalmente se utilizan para hacer crecer una base de usuarios o como una herramienta publicitaria de una marca.
  4. Freemium
    Éste modelo se ha convertido en uno de los favoritos de las empresas. Aquí se tiene una combinación del modelo Gratuito y otro “premium”, donde se le ofrecen ciertas funcionalidades al usuario, pero cobra las funcionalidades extra para poder utilizar el servicio en su totalidad o terminar de “facilitar” la vida del usuario. Algunas maneras de limitar el contenido de una aplicación con este modelos son:

    1. Limitar el tiempo que puede utilizarlo
      El usuario tiene un periodo de prueba gratis, pero para continuar usando el servicio deberá pagar una suscripción o la licencia del sistema.
    2. Limitar las veces que puede usarse
      Se limita la cantidad de veces que puede utilizarse el istema en un periodo de tiempo en específico.
    3. Limitar la capacidad
      Se puede limitar las veces que puede utilizarse o la capacidad/velocidad del sistema a menos que paguen la versión completa.
    4. Limitar las funcionalidades
      Aquí se tiene un sistema complejo con varias funcionalidades que por su cuenta pueden ser de utilidad para el usuario, pero el objetivo se basa en crear la necesidad de utilizar las funcionalidades de paga.
  5. Suscripciones
    El uso de esta aplicación esta limitado por el costo de una suscripción.
  6. Compras a través de la aplicación (In-App Purchase)
    Se combina la descarga gratuita de la aplicación con ventas dentro de ella. Las aplicaciones que más utilizan este modelo son las tiendas en línea, opciones para desactivar la publicidad, venta de contenido digital (como en los videojuegos), etc.

A final de cuentas, tu puedes elegir el modelo de negocios que más se ajuste a tu idea. A demás, ésta no es una guía obligatoria que debas de seguir, como lo mencionamos, éste segmento se encuentra en constante evolución, quizas puedas encontrar o inventar un mejor modelo que se adapte a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *